top of page

Llegó la añada 2019 de los Malbec ícono de Achaval Ferrer

Se trata de la trilogía de tintos súper premium Finca Mirador, Finca Bella Vista y Finca Altamira

achaval ferrer malbec fincas
Los tres nuevos Fincas de Achaval Ferrer

La carta de presentación de la bodega Achaval Ferrer no es otra que la de sus viñedos. Viñedos añosos -de 72, 102 y 113 años de antiguedad, nada menos- cuyas plantas expresan tres terroirs muy diferentes: el de Medrano, en el Este mendocino; el de Perdriel, en el corazón de Luján de Cuyo, y el de La Consulta, en Valle de Uco.


El resultado de la interpretación de esos suelos y esos climas -gracias al know how del enólogo Gustavo Rearte- es la línea ícono de la bodega, que ofrece tres Malbec de súper alta gama, pero con personalidades completamente distintas. Dicho esto, veamos que ofrece la línea Fincas de Achaval en la cosecha 2019, que acaba de salir a la venta en 29 países en simultáneo.

El precio de cada uno de los integrantes de la línea es $45.000
achaval ferrer malbec fincas
¿Querés leer más sobre Vino? Te recomendamos: Fabre Montmayou presenta un Gran Cabernet Franc

Achaval Ferrer Finca Mirador 2019. Elegante mixtura entre el aroma a fruta negra (ciruela) madura, casi mermelada, las violetas y el tabaco rubio. Volumen medio, terso, de acidez media alta, jugosa y mucha intensidad de sabor, que repite las notas de boca. Taninos finos, de buena estructura. Un Malbec redondo, con mucha potencia y perfil clásico. De final largo, que combina la fruta y la madera. Su graduación alcohólica es de 14,2%:


Achaval Ferrer Fincas Bella Vista 2019. Fruta roja y negra, pero con más presencia floral (violetas, pero también rosas) y cierta mineralidad. Más ligero en boca, casi aterciopelado, de taninos muy finos y una fruta elegante, con bastante presencia de los tostados y notas de cuero de la crianza. Vino largo y jugoso, de mucha persistencia y carácter, pero por sobre todo mucha elegancia. Su graduación alcohólica es de 14,2%.


Achaval Ferrer Finca Altamira 2019. Una deliciosa nota de higo precede a la de la fruta roja, las que se presentan en capas sucesivas, con notas especiadas sobre un fondo mineral. Sedoso, envolvente, balsámico, de una acidez alta pero suave. Taninos finísimos, integrados en un vino de gran complejidad, en el que las notas de la fruta se mezclan con las de la crianza (cedro) en un todo sin aristas. Su graduación alcohólica es de 14,2%.

achaval ferrer malbec fincas
Gustavo Rearte, enólogo de Achaval Ferrer

Comments


bottom of page