Achaval Ferrer presenta su primer Merlot


Achaval Ferrer Merlot 2018

La bodega Achaval Ferrer lanza hoy al mercado su primer Merlot, en el que combina uvas provenientes de Luján de Cuyo y Valle de Uco (Mendoza), expandiendo de esta forma el portfolio que hasta ahora incluía tres varietales: Malbec, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. Este Merlot es, cuentan desde la bodega, fruto de la búsqueda de su enólogo, Gustavo Rearte, de un Merlot argentino de "calidad mundial".

Su precio de venta sugerido es de $1450

“Fue en el año 2014, que al regresar a mi país comencé con prácticas y ensayos de elaboración para crear un ejemplar que transmitiera la elegancia y complejidad que se encuentra en los grandes Merlot del mundo”, cuenta Gustavo Rearte. “Esa búsqueda nos llevó a la conclusión que no existe una fórmula mágica o un solo terroir, sino que la mejor expresión se encuentra en el arte de saber ensamblar y encontrar el equilibrio entre viñedos, naturaleza y la mano del hombre”, agrega.

Es el primer Merlot de la bodega

Este Merlot toma uvas de Finca Diamante, ubicada en Cordón del Plata, Tupungato, y una proporción menor de Perdriel. Cuenta con una crianza de 12 meses en barricas de segundo y tercer uso. Su graduación alcohólica es de 14,6%.


Achaval Ferrer Merlot 2018 es un tinto de color rojo con bordes violetas, de mucha intensidad. En aromas combina la fruta roja madura (ciruela) y algo de tomate con notas tostadas y de chocolate provenientes de la crianza. En boca es suave, casi sedoso y de paso fluido. Posee una acidez jugosa, algo tensa, taninos finos y repite en boca las notas de nariz, con mayor peso de las aportadas por su paso por barrica. Es un tinto clásico, de mucha frescura, que augura buena guarda, y que va especialmente bien con pastas rellenas, carnes rojas y platos de olla.

Si querés leer más sobre Vinos Nuevos te recomendamos: Mythic Malbec Nouveau, un tinto al estilo Beaujolais

Contacto

Condiciones de uso