Altaluvia: un spin off de Doña Paula con foco en la alta gama


Altaluvia Riesling 2019, nuestro preferido

Como un spin off de Doña Paula surge el nuevo proyecto Altaluvia, línea de vinos que toman sus uvas de la finca que la bodega posee en Gualtallary, Valle de Uco (Mendoza), y que se compone de dos tintos y dos blancos: un Riesling, un Chardonnay, un Malbec y un Cabernet Franc. Desde su elaborada estética y lo logrado de los vinos, es indudable que el foco está puesto en la muy alta gama (el precio lo confirma...), con la salvedad de que se trata de vinos en los que lo premium no es sinónimo de intensidad o años en barrica. La apuesta no deja de ser, como en la bodega madre, la frescura y la complejidad, y los nuevos vinos están a la altura.


Línea completa de Altaluvia

Un pequeño detalle que redondea la propuesta es la cápsula de los vinos: es más corta de lo habitual, para dejar expuesto el extremo interior del corcho y poder verificar su estado a través de los años de guarda.


Empecemos por los blancos... Altaluvia Riesling 2019 es a nuestro juicio el más logrado, Versión seca de este varietal, tiene muy buena tipicidad. Color amarillo pajizo, sus aromas combinan lo mineral, con notas de aceite de máquina y de gráfito, con notas herbales, cítricas y de durazno blanco. En boca tiene volumen y es ligeramente envolvente, acidez alta, vibrante y jugosa, y muuucha guarda por delante. Su graduación alcohólica es de 13,5%. Altaluvia Chardonnay 2018, por su parte, es de color amarillo brillante y reúne características de un chardo clásico (aromas de frutas tropicales, leve nota láctica, bastante volumen, algo meloso) con otras más modernas: en nariz y boca persiste un carácter herbal, y se destaca su frescura. Su graduación alcohólica es de 13%.

El precio de Altaluvia es de $2795

Pasemos a los tintos. Altaluvia Malbec 2018 es un indudable Malbec de altura (la finca está a unos 1350 metros sobre el nivel del mar). De nariz algo austera, con aromas sutiles a moras, tomillo y algo de grafito; en boca tiene una entrada suave y envolvente, taninos finos y cierta salinidad. Cierra con una nota de tabaco y una graduación alcohólica de 14,5%. Altaluvia Cabernet Franc 2018 está un peldaño arriba. También austero en aromas, combina notas de morrón rojo, hierbas y fruta negra. En boca es en donde brilla, como tinto vertical, de acidez vibrante y taninos finos. Redondo y suave, da idea de mucho potencial de guarda. Su graduación alcohólica es de 15%, aunque no se lo percibe alcohólico.

Finca Altaluvia, Valle de Uco

Pensando en un formato de regalo, Altaluvia cuenta con unos estuches de 3 botellas que pueden ser armados con los vinos de la línea que el comprador elija.

Contacto

Condiciones de uso