top of page

Casillero del Diablo ahora tiene versión bajas calorías

Belight es la nueva línea global de la marca, disponible en Chile, Brasil y México

vinos bajas calorías de Concha y Toro
Los flamantes Beligt Rosé y Sauvignon Blanc

Sólo 65 calorías por copa, casi un 30% menos que lo habitual. Eso es lo que propone Belight, la nueva línea de Casillero del Diablo, con la que ingresa en el mercado de los vinos bajas calorías. Con un Sauvignon Blanc y un Rosado de tan solo 8,5% de alcohol, la línea estrella de la bodega chilena Concha y Toro busca dar respuesta a la creciente demanda de productos más a tono con cierta idea de saludable. Por ahora, solo se vende en Chile, Brasil y México.


"Aunque hay un cambio en las preferencias, las personas aún quieren vivir experiencias en torno al consumo. Es ahí donde Belight es una gran opción: una copa de Sauvignon Blanc normalmente contiene 89 calorías, nuestra nueva propuesta posee un 27% menos de calorías que una copa tradicional, sin perder las grandes características por las que Casillero del Diablo es conocido en todo el mundo”, comentó Sebastián Aguirre, Gerente de Marketing Casillero del Diablo.

vinos bajas calorías de Concha y Toro
¿Querés leer más sobre Vino? Te recomendamos: Santiago Mayorga: padre e hijo unidos por una misma pasión

Belight es un producto nacido del Centro de Investigación e Innovación (CII) de Concha y Toro. “El CII jugó un rol destacado en la creación de Belight, incorporando tecnologías analíticas de vanguardia, como la identificación de los componentes del vino a través de cromatografía líquida y gaseosa, para medir parámetros específicos que le otorgan mayor calidad al vino, así como el uso de metodologías de análisis sensorial para el desarrollo de Belight”, explicó Álvaro González, Director del CII.


“Buscamos principalmente uvas de zonas donde estas variedades maduraran más temprano, lo que nos permite conseguir uvas con menor nivel de azúcar y, por ende, un menor contenido alcohólico gracias a un proceso 100% natural”, agregó por su parte Max Weinlaub, enólogo de Casillero del Diablo.

Comments


bottom of page