Familia Miras pega un salto a la alta gama

Lanzó una nueva línea integrada por un Semillón, un Pinot Noir y un Malbec

Familia Miras Pinot Noir
Familia Miras Pinot Noir

Se siguen sumando hijos a la Familia Miras, en este caso hijos "mayores". La bodega que conduce el enólogo Marcelo Miras, establecida en Mainque, Río Negro, presentó días atrás una nueva línea de alta gama que lleva el nombre de la bodega, y que está integrada por un Semillón, un Pinot Noir y un Malbec. Provenientes de viñedos certificados como orgánicos, completan un portfolio que incluye las líneas Miras Jovem (sí, con m) y Miras Crianza.


“Estos vinos surgen luego de la adquisición de un antiguo viñedo en la localidad de Mainqué, cuando en nuestra primer vendimia en familia allí sentimos la necesidad de elaborar vinos que expresen y transmitan en su totalidad las condiciones naturales de la región -comentó Marcelo Miras-. Los vinos destacan fruta, frescura, acidez natural, todo combinado con diferentes técnicas empleadas en la elaboración y crianza de los vinos, creando un perfil totalmente distinto a los que ya conocemos de la familia.”

El precio de la nueva línea es $14.000

Empecemos por el blanco. Un 30% del Familia Miras Semillón 2019 pasó por barricas de roble, pero el total fue embotellado sin estabilizar, sin clarificar y sin filtrar. El resultado es un vino color pajizo, casi transparente, de delicados aromas a durazno amarillo y miel. En boca tiene una entrada dulce, de durazno en almíbar; de textura entre oleosa y melosa, presenta bastante volumen, que se complementa bien con una acidez jugosa y suvae. Final largo, de fruta, es un blanco muy gastronómico y de buen potencial de guarda.


Pasemos a los tintos, que tampoco han sido estabilizados, clarificados ni filtrados. El Familia Miras Pinot Noir 2019. También criado 12 meses en barricas, tiene un color cereza brillante y aromas a fruta roja madura (cereza), violetas, regaliz y una ligera nota a vainilla. Suave en boca, de volumen medio y taninos muy finos, repite el sabor de la cereza y suma sutiles notas de tabaco.


El que más nos gustó es el Familia Miras Malbec 2019. Color rubí algo oscuro, es austero en aromas, pero regala textura y elegancia en boca. Sedoso, aterciopelado, ofrece una fruta (ciruela) carnosa y madura, sobre un fondo de tabaco dulce, casi toffe. Amplio en boca, tiene un final extremadamente persistente. Lindo vino para guardar.

Familia Miras semillon
Son solo 500 botellas de cada vino de la línea
Si querés leer más sobre Vinos Nuevos te recomendamos: Quizás no sea un naranjo... ¡pero está buenísimo!