Perro Callejero, el mejor amigo del... Pinot Noir

Actualizado: sep 11


Perro Callejero Pinot 2019

Del Pinot Noir, que esta semana celebró su día, se dicen muchas cosas. Se habla de su complejidad, de sus sutilezas y de gran potencial de guarda. Algunos sostienen incluso que hay que entenderlo para poder disfrutarlo, como si hubiera que entrenarse en la percepción de sus matices para recién entonces poder esbozar una sonrisa ante la copa. Pero lo que no siempre se tiene presente es que el Pinot Noir no solo alumbra vinos extremadamente complejos, pensados para crecer por décadas en la botella, sino también tintos muy accesibles al paladar de los no iniciados o de aquellos que se asoman al mundo del vino, y que se encuentran en su plenitud ni bien salen de la bodega.


Este último es justamente el caso de la nueva añada de Perro Callejero, elaborado por Mosquita Muerta Wines. Se trata de un pinot democrático y universal, capaz de caer bien parado en la copa tanto de enófilos como en la de los amantes de la cerveza o la Coca-Cola. De hecho, ni hace falta tener sacacorchos para abrirlo, ya que la botella viene con tapa a rosca (algo muy conveniente para un vino pensado para ser bebido joven, a poco tiempo de embotellado).


Tapa a rosca con huesitos

Perro Callejero Pinot Noir 2019 toma sus uvas de Los Chacayes, en el Valle de Uco (Mendoza), a una altitud de 1200 metros sobre el nivel del mar. Rojo pálido, de baja tonalidad como corresponde a un Pinot joven, sus aromas son los de la fruta roja (frutilla) fresca sobre un fondo entre terroso y herbal. En boca tiene una entrada de fruta dulce, acidez jugosa, taninos finos y cuerpo medio, y aparece por ahí alguna nota entre anisada y medicinal. De su breve y cuidada crianza en barrica no hay signos notorios. Está para beber ya y disfrutar de la vivacidad de la fruta, ya sea acompañando un pescadito, una picada o una pizza.

Su precio de venta sugerido es de $510 y ya está a la venta en la tienda online de la bodega

"Este vino es sumamente fresco, con una fruta roja como la frutilla y la frambuesa en su estado más fresco, con un tanino suave y amable -aporta Clara Roby, enóloga de la bodega-. Este Pinot Noir posee una versatilidad enorme para maridar carnes blancas como pescados, también puede acompañar muy bien las carnes de caza, como así también las pastas”.

Contacto

Condiciones de uso