Ping: simple y cumplidor el vino en botella retornable

Es la más reciente innovación de Bodega Dante Robino, ahora en manos de Quilmes

Ping Red Blend
Ping Red Blend

“No es algo que hayamos inventado nosotros, sino algo que se hacía hace años y se perdió la costumbre", reconoce Nicolas Bruno, gerente general de Bodega Dante Robino. Hace referencia al lanzamiento de Ping Vino, el vino con envase retornable que da cuenta de algunas de las cosas que podemos esperar de esta centenaria bodega mendocina adquirida por la cervecera Quilmes (quiénes sino ellos pueden poner en marcha una logística como la que presupone el envase retornable).


Sabemos que hay diferentes ocasiones de consumo para el vino, y que muchas veces el cliente necesita tener variedad de vinos para disfrutar todos los días. Por eso pensamos en hacer un vino retornable, para poder ofrecer un rico vino a un precio accesible, teniendo en cuenta que el consumidor no paga por el vidrio, sino sólo por el líquido”, agrega Bruno, al referirse a este vino que rescata en su iconografía al pingüino de mesa.

Ping Vino viene en envases de 850 ml, con tapa rosca, a $170

En principio, hay que reconocer que se trata de vinos de muy buena relación precio-calidad y que cumplen con la premisa de ser vinos accesibles (en todos los sentidos, no solo en precio). Todos son blends aunque no hay mucha información acerca de sus componentes.

Ping White Blend
Ping White Blend

Ping White Blend es de color pajizo, con un expresivo aroma que hace pensar en el Torrontés: flores blancas y durazno, Suave en boca, refrescante y de entrada dulzona, pero inmediatamente suma una pequeña nota amarga a pomelo. Hay un pequeño fondo herbal y repite durazno y flores en boca. Volumen y acidez medias es súper fácil de beber y versátil a la hora del maridaje. Su graduación alcohólica es de 12,9%.


Ping Rosé Blend, por su parte, es color rosa viejo. De aroma bastante neutro, con algo de fruta roja, es un vino que apunta a la frescura, con una boca casi mineral. Allí hay algo de frutilla, algo de rosa, y quizás un pequeña nota cítrica. Con una acidez mucho más alta y jugosa que el blanco, y algo más de volumen también, no hay rastros de taninos. Final fresco y simple de frutilla. Su graduación alcohólica es de 13,1%.

Ping Rosé Blend
Ping Rosé Blend

Ping Red Blend, finalmente, es de color rubí, no muy intenso. Aromas a fruta roja y negra, con un esperable fondo tostado. Súper fluido en boca, ligero, mínimo tanino y sabor a fruta roja madura completan un paladar suave y redondito, en un vino de cuerpo medio en el que se percibe cierto dulzor. Su graduación alcohólica es de 12,8%


Todas las variedades son vinos fáciles de tomar y de aroma ligero a frutas. Son de carácter corto, o sea, duran poco en boca, lo que los hacen ideales para cualquier ocasión", describe por su parte Soledad Buenanueva, enóloga de Bodega Dante Robino.

Si querés leer más sobre Nuevos Vinos te recomendamos: ¿Estás buscando un Merlot de gran relación precio-calidad?