Quizás no sea un naranjo... ¡pero está buenísimo!

Actualizado: 26 nov 2021

Susana Balbo presentó su Torrontés de Raíz Naranjo de edición limitada

susana balbo naranjo
Un distinto que vale la pena probar

Los puristas del vino -infumables como los puristas de toda temática- seguramente señalarán con voz quejosa que el nuevo Torrontés de Raíz Naranjo de Susana Balbo no es un naranjo como Dios manda. Es cierto que, por empezar, se trata de un vino filtrado, algo que va en contra del espíritu de recuperar las antiguas formas de elaboración del vino que está detrás de los naranjos que, en definitiva, son vinos blancos vinificados como tintos (de ahí su color) con la mínima intervención posible.


Pero, ¿a quién le importa esto si el vino está buenísimo? Además, que Susana haga lo que quiera con el Torrontés, después de todo es quizás la persona que mejor sabe trabajar esta variedad en la Argentina y en el mundo.


En todo caso, si queremos criticar algo critiquemos su precio, que es bastante salado...

Su precio es $9549
susana balbo naranjo
El naranjo viene ya con el nuevo restyling de la marca

Pero mejor hablemos de lo que hay en la copa. Las uvas 100% Torrontes provienen de Paraje Altamira, Valle de Uco (Mendoza) y son vinificadas en ánforas de terracota en las que el vino permanece en contacto con las pieles, para luego pasar a una crianza en barricas de roble durante 9 meses.


"Originalmente, los vinos se elaboraban en ánforas de cerámica. Lo que hacemos con este vino es producto de nuestra intención de volver a nuestros orígenes, a la forma en la que elaboraban vino nuestros antepasados hace mucho tiempo atrás y a la manera en la que nació esta hermosa actividad”, comenta Gustavo Bertagna, Gerente de Enología de la bodega.


El resultado es que Susana Balbo Signature Limited Edition Torrontés de Raíz Naranjo 2019 llega a la copa como un vino de color naranja, cero de esa turbidez que añoran los puristas, y de una interesante complejidad, en cuyos aromas se destacan las naranjas amargas, el jazmín y algunas notas licorosas. En boca tiene bastante volumen, su acidez es amable, jugosa, y tiene un final seco y largo. Es un vino súper gastronómico, de esos que limpian y refrescan el paladar. Su graduación alcohólica es de 13%.


Otro punto que lo separa del común de los naranjos argentos es que seguramente este tendrá unos cuantos años de buena evolución. Habrá que ver.

susana balbo naranjo
Si querés leer más sobre Vinos Nuevos te recomendamos: Héritage: añadas excepcionales se unen en un nuevo Baron B