Terrazas de los Andes reinventa su alta gama con Grand

Tengo una buena y una mala noticia. ¿Cuál primero? (la mala, la mala...)


La mala: deja de salir la línea Single Vineyard, de Terrazas de los Andes.


La buena: la reemplaza la línea Terrazas de los Andes Grand, que además de un Malbec y un Cabernet Sauvignon, tiene un Chardo de puta madre! (aplausos)


Terrazas de los Andes Grand Malbec 2018

Chistes apartes, desde aquí siempre hemos considerado a Terrazas de los Andes Single VIneyard Las Compuertas uno de los mejores Malbec argentinos. De ahí la intriga de ver qué hacían ahora en Grand... Claramente hay un salto en complejidad, no solo en el Malbec sino también en el Cabernet Sauvignon, en línea con los pasos de la bodega de crecer en frescura y elegancia. Y justamente la elección de abrirse de los Single Vineyard para optar por blends de terruños confirman esa dirección.


"Esta nueva línea es resultado de la evolución y de un aprendizaje que se viene haciendo en Terrazas. Buscamos lograr en cada varietal la mejor expresión. Si antes [con Single Vineyard] buscábamos la intrepretación de un lugar, ahora buscamos una expresión superior a través de distintos componentes y de orígenes que se complementan para dar como resultado mayor equilibrio, sutilezas y potencial de guarda", comentó Marcos Fernández, gerente de enología de Terrazas. Además, agregó, "hasta ahora no teníamos un blanco en este segmento de alta gama".


Hablemos de los vinos y empecemos entonces por el blanco. Terrazas de los Andes Grand Chardonnay 2018 proviene 100% de Gualtallary, Valle de Uco (Mendoza). De color amarillo verdoso de baja tonalidad, ofrece una nariz entre mineral y floral de enorme complejidad, en la que es posible encontrar notas cítricas, de frutos secos, de pera y de grafito. En boca es levemente oleoso, pero afortunadamente no mantecoso: buen volumen pero que se aligera por su frescura y su mineralidad. Final largo, con hincapié en la pera y los frutos secos, sostenido en la acidez. Su graduación alcohólica es de 14%.


El Terrazas de los Andes Grand Malbec 2018, por su parte, contrasta notablemente con su predecesor, el Single Vineyard Las Compuertas. Los aromas y sabores a frutas rojas de este último están presentes, pero enmarcados en una boca más ágil, más fresca, plagada de (para usar la expresión de Marcos) sutilezas, como es de esperar en un corte que combina fruta de Las Compuertas, pero también de Altamira y de Los Chacayes. Hay fruta negra, especias como el tomillo, delicadas notas de vainilla y de chocolate de leche. Los taninos son finos, la acidez alta y jugosa, y la experiencia está plagada de matices. Gran gran potencial de guarda. Su graduación alcohólica es de 14,5%.


Finalmente, Terrazas de los Andes Grand Cabernet Sauvignon 2018 ofrece una mirada más clásica de este varietal (en comparación con los dos Grand ya descriptos), en la que prima la elegancia y la búsqueda de un gran potencial de guarda. Sus aromas combinan la fruta negra con delicadas notas de fruta roja, vainilla y morrón rojo asado. En boca hay una lindo contraste entre su buen cuerpo y su frescura; taninos finos maduros y algo dulces, buen graso, notas especiadas que se suman a las mencionadas y una acidez delicadamente tensa. Su graduación alcohólica es de 13,9%.


El precio de venta sugerido de cada uno de los integrantes de la línea Grand es de 1200 pesos. Los vinos no se venderán (al menos por ahora) en la flamante plataforma de Moët en MercadoLibre, por lo que abra que buscarlos en vinotecas. Frappé lo estaría tendiendo ya.

0 vistas

Contacto

Condiciones de uso