Un rosado de pinot diferente, made in Chubut


Viñas del Nant y Fall Pinot Rosé 2019

Llega la primavera y con ella llegan los rosados, Las góndolas comienzan rápidamente a poblarse de vinos de colores que oscilan entre el rojo furioso y el rosa viejo, a veces casi traslúcido. La variedad es cada vez más grande y, dentro de este panorama, hay algunas perlitas que destacan, ya sea por su buena factura o por su personalidad. El Pinot Rosé de la bodega chubutense Viñas del Nant y Fall reúne ambas características que surgen del terroir de la flamante IG (indicación geográfica) Trevelin.


Paisaje de Viñas del Nant Y Fall, en Trevelin

Establecida en Trevelin, la bodega Viñas del Nant y Fall cuenta con 2 hectáreas y media de viña plantadas, y toma su nombre de un arroyo -de nombre en gaélico- con cinco cascadas que atraviesa la finca. El Pinot Noir es una de la cepas que allí trabajan (junto con el Gewürztraminer y el Riesling), y que se vinifica como vino tinto, como blanco y como rosado. Y es de este último que vamos a hablar aquí.

Su precio de venta sugerido es $1800

Viñas del Nant y Fall Pinot Rosé 2019 es un rosado que sorprende por su buen cuerpo y su textura mineral. Color rosa de baja tonalidad pero brillante, de fragantes aromas a frutillas y rosas, en boca repite esos sabores en un marco de acidez alta pero amable, sin tensión. Es un rosado de mucho cuerpo, lo que no se explica por su graduación alcohólica, que es bajísima (11,3%), ni por una eventual crianza en barrica, que no posee. En síntesis, un rosé distinto, súper refrescante y de gran perfil gastronómico, ideal para acompañar pesca y para disfrutar como aperitivo.

Contacto

Condiciones de uso