Luigi Bosca abre las puertas de El Paraíso

La finca de Maipú que fuera vivienda de la familia Arizu ahora ofrece distintas experiencias

finca el paraiso
La casona estilo château construida en 1905 que domina la finca

Luigi Bosca acaba de lanzar su nueva propuesta de experiencias que tienen como escenario la finca histórica de la familia Arizu ubicada en Maipú, Mendoza. Finca El Paraíso, donde se encuentra la casona estilo château del año 1905 que fue hogar familiar y también testigo de grandes hitos en la historia de la bodega, ofrecerá distintas experiencias que tienen como hilo conductor el disfrutar el vino con todos los sentidos.


“Nos llena de emoción abrir las puertas de nuestra casa a los visitantes de Argentina y el mundo. Fueron muchos años de pensarlo, idearlo y proyectarlo, y hoy verlo hecho realidad realmente nos reconforta. Quienes estén ávidos de Vivir Luigi Bosca de una manera diferente, rodeados de un entorno natural inigualable en donde el vino, la gastronomía y los sentidos son protagonistas, esta propuesta es para ellos”, asegura Alberto Arizu (h), CEO de Bodega Luigi Bosca.

Las reservas podrán realizarse a través del sitio web de Luigi Bosca
¿Querés leer más sobre Enoturismo? Te recomendamos: Abre La VidA, el nuevo restaurante de Susana Balbo

Con el nombre de Raíces, la finca presenta su propuesta de cata transformada en un viaje sensorial que propone un recorrido por los viñedos a través de una audioguía que invita a descubrir las diferentes postas de cata, acompañados por los relatos de la familia, los enólogos y los sommeliers de la bodega. La experiencia culmina con la invitación a disfrutar de un picnic al aire libre, al mejor estilo de la campiña francesa.

La finca ofrece también la posibilidad de reservar los múltiples espacios que posee para eventos privados y celebraciones, desde experiencias íntimas en la residencia de los Arizu hasta grandes festejos junto a las vides.

finca el paraiso
Vista aérea de la casa de estilo neoclásico con los viñedos de fondo

En una segunda etapa, la casona familiar estará disponible para recibir huéspedes en sus tres habitaciones. La estadía incluirá desayuno, copetín de la tarde y degustación de vinos. Toda la propuesta gastronómica estará a cargo del chef mendocino Pablo Del Río.